Los clientes internacionales serán responsables de los aranceles aduaneros.